Que les cobren mi parte

Hace algunos días pude confirmar de buena tinta algo que se comentó en prensa cuando el Granada Club de Futbol ascendió a primera división. La Hacienda Andaluza condono el 50% de la deuda que el club tenía contraída con la Junta.

Al principio me pareció razonable. Perdonaban las deudas a un histórico del fútbol andaluz que ascendía a primera tras décadas en las categorías inferiores, le facilitaban las cosas, ¿Que había de malo en eso?

Luego, con el tiempo, en mi cabeza empezaron a rondarme ciertas dudas y me empecé a preguntar; ¿Porque debíamos perdonar al Granada su deuda? ¿Quien había decidido tal cosa? y ¿En que criterios se basaron los funcionarios o políticos, ambos al servicio de los administrados y costeados por estos, para decidir tan arbitrariamente?

Estas preguntas escuecen más aún cuando uno se entera de casos como el de aquel colegio al que la Administración embargó los muebles en mitad de las clases con los atónitos y asustados alumnos dentro de las aulas.

Lo cierto es que uno empieza a estar harto de que las administraciones, autonómicas, municipales o el estado que deben a todo cristo y se toman licencias de este tipo.

Verán ustedes, resulta que al que suscribe le toca muy de cerca, como no podía ser de otro modo, puesto que la situación se repite con mucha más frecuencia de la deseable, que la Administración reclama con todo el peso de la Ley, de su ley, a un administrado una deuda mucho menor de la que dicha Administración tiene contraída con él. Y sinceramente me sienta mal que esa misma Administración se tome libertades del tipo de la del Granada con el dinero que no tiene, que de tenerlo, debería de usarse para pagar a sus acreedores y para regularizar la situación de las finanzas andaluzas no para ayudar a clubes deportivos.

Señores funcionarios, señores políticos, despierten, no tienen el dinero que hace falta para perdonar a un club de fútbol la deuda que tiene contraída con la ustedes, con nosotros. No tienen ese dinero porque nos lo deben a muchos de sus administrados y ademas a nosotros no nos lo perdonan.

No quiero que le perdonen al Granada su deuda, no con mi dinero, eso en mi tierra, que es Granada, se llama tirar con pólvora del Rey, en su caso con pólvora de los administrados, y ustedes que deben dinero a todo el mundo, a aquellos que les pagan con sus impuestos sus nominas y pensiones vitalicias, aquellos a los que sirven -Porque son servidores públicos, no lo olviden – a aquellos que han tenido que cerrar sus negocios a consecuencia de la misma deuda que ustedes no pagaban y que al no cobrar impedía pagar los impuestos y cuotas que ustedes les reclaman.

Señores funcionarios y políticos, no pueden elegir condonar una deuda, no pueden elegir. Han de regularizar la situación de las finanzas de la Administración de la que son responsables y han de hacerlo ya. Y si no saben o no pueden deberán responder frente a nosotros, con la Ley en la mano y hasta las ultimas consecuencias.

Les exijo que cobren su deuda al Granada, al menos la parte que me deben ustedes a mi. Que les cobren mi parte.

3 thoughts on “Que les cobren mi parte

  1. Creo que la dinámica que siempre se da en situaciones de crisis es similar, sea allí en España como aquí en Argentina. Los clubes de fútbol son amortiguadores de la presión social que se genera en contextos de economía adversos. La gente suele descargar sus frustraciones y problemas en el estadio gritando y cantando o simplemente viendo el partido. Dejar que un club de fútbol presente su quiebra es enardecer mas a la gente, ya que no solo estarán preocupados por la falta de ingreso y los problemas económicos propios del país, sino que también habrán perdido el ultimo amortiguador de tensiones que les quedaba. Por que, y piénsalo así, si granada asciende de categoría, la gente del Granada, hablara de eso, y no de los recortes presupuestarios que se dan día a día

    • No negaré que la justificación que propones en tu comentario se me pasó por la cabeza en su momento, cuando me parecía razonable que se exonerase al club de pagar.

      Sin embargo no tardé en descartar esta razón como aceptable. Si bien es cierto que es muy probable que el que tomase la decisión de permitir que el Granada no pagase pensara que esto ayudaría a distraer la atención de la gente de los asuntos económicos, y que el club jugase en primera ayudaría, como dices, a liberar tensiones. Lo cierto es que yo no entro a discutir las posibles razones que ayudasen a tomar la decisión o que sirvieran para justificarla. Lo que afirmo es que el funcionario o político de turno, no tiene derecho a tomar esa decisión por muy ajustada que le pueda parecer. No tiene derecho porque carece de la capacidad de financiarla. La Junta de Andalucía no solo no tiene dinero sino que esta endeudada en extremo, por tanto no es autónoma para decidir.

      • Comparto tu opinión con respecto al tema, es un tema que aquí se ha vivido y mas de una vez. Al fin del día, los únicos que debemos cargar con los impuestos y si no pagamos somos los ciudadanos por que el resto siempre encontrara una forma de evitar pagarlos y preocupa ver como aquellos que salimos todos los días a trabajar cada dia debemos soportar mas presiones en nombre de un esfuerzo para salir de las crisis, mientras otros disfrutan de algunos beneficios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s