¿Que nos creíamos?

¿Pero que nos hemos creído?

No paro de oír y leer opiniones de periodistas y políticos acerca del mal que suponen las medidas anti crisis del gobierno, del daño que nos van a hacer, de la cantidad de cargas que supondrán para los ciudadanos.

Sinceramente, ¿Que pensábamos? ¿Creíamos que por quitar del medio a Zapatero y sus secuaces España se iba a recomponer sin más? ¿Que el accidentado iba a sanar por el mero hecho de aplicarle unas descargas de electrochoque y sacarlo de la parada cardiaca?

Lo que hicimos cambiando al gobierno fue simplemente estabilizar al paciente, ahora vienen los primeros auxilios en forma de leyes reformistas. Estas, como los cortes de bisturí y los chorros de yodo que desbridan una herida sirven para curar pero provocan dolor, sobre todo sin la morfina que supondría poder actuar sobre el valor de la moneda.

Nos dolerá pero, ¿a que nadie se negaría a recibir esa asistencia por dolorosa que sea?. Ahora estamos recibiendo los primeros auxilios, los sanitarios no buscan mitigar el dolor sino estabilizar al herido para su traslado al hospital.

Solo cuando hayamos podido estabilizar el país nos podremos permitir trasladarlo. Algunos como el ex ministro de Zapatero, el Sr. Rubalcaba apuestan por obviar las curas iniciales y trasladar al paciente al hospital directamente. Eso seria letal, más aun que las heridas que su gobierno socialista provocó como si de un conductor alcoholizado se tratase. Si trasladásemos a España directamente al hospital y no aplicásemos, y sufriéramos, los cuidados de urgencia, el paciente moriría en la ambulancia.

¿Que pensábamos? Creíamos que no nos iba a doler, que no íbamos a pagar mas impuestos, que no nos íbamos a tener que apretar el cinturón, que íbamos a podernos permitir dejar España como estaba. Con sus excesos, sus Comunidades Autónomas, sus subvenciones, sus sindicatos, sus funcionarios de periódico y cafelito. No señores, para estabilizar el país hay que cortar carne lesionada e inútil, hay que raspar hueso astillado, hay que sajar y abrir piel y músculo, que recolocar huesos y ligamentos. Y todo esto hay que hacerlo sin anestesia. Y eso DUELE.

Nos podemos quejar, podemos gritar, e incluso resistirnos, pero lo cierto es que nada de eso ayudará a que nos curemos, lo único que ayudará será apretar los dientes y soportar el dolor trabajando mas y mejor por menos dinero, ahorrando y consumiendo productos españoles frente a los extranjeros, incluso aunque sepamos que los nuestros son más caros o peores. Eso señores, es lo único podemos hacer.

¿Acaso nos gusta que nos corten y nos hagan sufrir justo después de tener un accidente? No, pero lo soportamos porque sabemos que eso nos hará mejorar. Pues igual habrá que hacer para que España mejore. ¿Que nos creíamos?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s