Lo siento mucho, no volverá a ocurrir

Me lo han dicho esta tarde. El Rey ha pedido disculpas por el incidente de la cacería en Botswana.

No negaré que cuando me enteré que su Majestad había sufrido una lesión cazando elefantes en África me sentó mal, no, me sentó a cuerno quemado.

¿Que rey es ese que se permite semejante frivolidad mientras su pueblo las pasa canutas? Parece que fue invitado, que no lo organizó la Casa Real, que los fastos corrieron a cargo de un magnate árabe. No obstante, me sentó mal.

Una cosa es una montería en Peñalajo al más puro estilo Bermejo o Garzón, -Si de eso se hubiera tratado no me hubiese importado -Pero, ¿elefantes Señor? y, ¿En Botswana? Eso Majestad, me sentó mal, me sentí defraudado. Usted, que siempre ha sabido estar, que nunca dio motivo a los perros republicanos para arañarle mérito y dignidad que valgan. Me sentó como una patada en el estomago.

Luego escuché las voces de los miserables de izquierdas, esos que festejan el atropello de los bananeros argentinos, ignorantes del daño que el motivo de sus fastos les ha hecho a España y a ellos mismos,-estúpidos -clamar por la disculpa de Usted. Y, no pude oponerme, no lo comenté con nadie, ni con mi gente de confianza, pero lo pensé, quería que mi Rey pidiese perdón.

Ahora, que me he enterado que el Monarca ha cumplido con mis secretos anhelos, que lo he podido ver yo mismo dirigiéndose a la televisión y pidiendo disculpas, me siento mal. No por Don Juan Carlos, Él es una persona, y como tal comete errores, y disculparse le hace mas grande.

Pero un rey, el Rey, la Institución, eso es distinto. Como español, como súbdito del Reino de España, no me he sentido bien viendo a mi Rey humillado. No debíamos haberle pedido tanto, porque eso ha servido para doblar mas aún la testuz de España. Y eso no debe pasar. Un rey es más que una persona y sus errores y enmiendas, un rey es una institución del estado que basa su funcionalidad entre otras cosas en la grandeza, y así, la pierde. Mas cuanto sirve para escarnio frente a la gentuza varia que vive a costa del Reino y se regodea en todo lo que dañe a España.

Me siento mal, -como dije no niego que deseé que se disculpara, -pero ahora me siento mal, comparto un poco de su humillación Señor. Me puse al lado de los que odian a España, a mi país.

Lo siento mucho Majestad. Me he equivocado. No volverá a ocurrir

¡Viva España! y ¡Viva el Rey!

One thought on “Lo siento mucho, no volverá a ocurrir

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s