No extraña a nadie

Un amigo me ha pasado un articulo comentando el asunto de Argentina y Repsol. Comparaba a Argentina con Andalucía exponiendo una serie de argumentos que aunque plausibles no acababan de entrar en el fondo de la cuestión. No me gusto, no opino igual pero me ha hecho decidirme por fin a comentar el asunto. Aprovecho para contestar al articulo.

Mis comentarios sobre el articulo.

Aunque no dudo que un argentino este encantado de que lo comparen con un español, lamento tener que disentir totalmente respecto a su similitud. Un español originario de Andalucía se parece a un Argentino cono un huevo a un martillo. Y fundamentar dicha similitud en el amor a los caballos y la alegría no va a ningún sitio. A los portugueses y a los tejanos también les encantan los caballos y son alegres.

El primer error lo comete el articulista hablando de “un Andaluz” como si esa fuera una nacionalidad. Un español de Andalucía solo es un poco diferente a uno de cualquier otro lugar de España como pueda ser Cataluña, Castilla la Mancha o Extremadura, todas estas regiones, donde la izquierda y el socialismo tienen larguísimos récords de estancia en el gobierno. Ademas teniendo en cuenta que Andalucía es la región con mas habitantes y que por tanto aporta mas españoles, tiene aun menos sentido la comparativa.

Mi opinión de los argentinos (como nación, no como individuos) es la de siempre. Son, como cualquier otra nación sudamericana, países mediocres, sin moral y sin escrúpulos que no pierden el tiempo en pisotearse entre ellos y a sus compatriotas por un poco mas de poder.

Aunque no digo que Andalucía vaya bien, no es así, va de pena. No tiene ni punto de comparación con la horrible situación que sus gobiernos peronistas hacen pasar a su gente argentina con el beneplácito de ellos mismos que los eligen.

Lo de Repsol es una agresión a una persona jurídica privada y nacional de España, por lo que supone traspasar los limites de las relaciones diplomáticas entre países. Ademas es una traición flagrante a un aliado que no dudó en prestar ayuda a una nación amiga que se ahogaba en la sangría que ellos mismos se provocaron con “el corralito”.

Pero claro, viniendo de quien viene, este trato no extraña a nadie. Un país que no dudó en privatizar las pensiones de su pueblo y dejar sin prestaciones a toda su población activa en lo que seguro que constituyó uno de los mayores desfalcos de la historia de la humanidad. ¿Como se lo iba a pensar dos veces en robar una compañía extranjera? No, no llama la atención en absoluto. Eso no extraña a nadie.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s