¡Que gran nación!

Que el gobierno de Zapatero y Rubalcaba ha sido el peor de la historia de España, incluido el franquismo, y ha traído a este país la ruina, guerras aparte, más grande que se recuerda, eso nadie con un mínimo de criterio y cultura lo pone en duda ya.

Los años de sufrimiento y duro esfuerzo reconstructor que los españoles que eligieron al vergonzante gobierno de ZP -dos veces consecutivas, -nos han granjeado al resto, son algo que deberíamos tener ya asumido.

Por tanto nuestras mentalidades deberían ir cambiando rápidamente para reaccionar y lograr, cada cual con su granito de arena, reparar el mortal daño infringido a las estructuras básicas, políticas, sociales y económicas de nuestro país.

Solo con un cambio de mentalidad profundo, que pase por olvidar las ideas preconcebidas, que por obra y gracia del “adoctrinamiento” al que todos los españoles hemos sido sometidos desde que se fundó la democracia actual y que nos lleva a pensar que la gente tiene derechos económicos, sociales o políticos adquiridos por el simple hecho de haber nacido, o incluso de un tiempo a esta parte, por estar dentro del territorio del Reino de España. Solo con ese cambio de mentalidad, asumiendo cosas tan obvias, -Aunque sorprendentemente obviadas, -como que para tener derechos hay que ganárselos, que los privilegios no son gratis, que sin esfuerzo y sacrificio no hay beneficios, etcétera. Solo así, podremos rescatarnos del desastre y lograr poner a España donde estaba cuando Zapatero y Rubalcaba tomaron el timón.

Pienso sinceramente que aquellos que depositaron su voto al Partido Socialista la primera vez que ZP se presentó candidato, fueron ilusos, les engañaron, les tomaron el pelo y si hubiese sido mi caso me avergonzaría por ello. Pero sin embargo, no es lo mismo ser un pardillo que ser un negligente, por tanto estos simplemente se equivocaron.

Pienso también, que aquellos que votaron al calamitoso gobierno por segunda vez, estos, ya no tienen la consideración de equivocados. Aquel que a pesar de ver lo que se cocinaba en el mundo y la calaña de los mendas que nos guiaban a la destrucción que luego se fraguó, que se levanto una buena mañana, cogió su DNI y se presento en un Colegio Electoral para lograr con su inexplicable voto que la gentuza que acompañaba a ZP y Rubalcaba en el gobierno siguiesen cuatro años más envenenando nuestro país con sus chorradas, ese tío, no estaba equivocado su acción fue negligente, si no culpable.

Pero a todos ellos, si queremos que esto salga adelante hay que perdonarlos, hacer la vista gorda a su estrechez de miras y su cortoplacismo y si no repiten más enrolarlos a la causa. Hace falta mucho esfuerzo y de muchos.

Luego estarán “los otros”, las causas perdidas, los enfermos terminales del progresismo, los infectados del odio trasnochado que el dogmatismo y la incultura acarrean al incha de izquierdas. Gente que después de todo lo que han visto y están viendo, o mas bien a pesar de ello, volvieron a votar al inepto Rubalcaba. Con estos, que son demostrada minoría, no merece la pena perder ni un minuto. Ellos son rémoras sociales o locos.

Si son rémoras actuaran así porque su único beneficio reside en succionar la vida al país poco a poco. Artistas, sindicatos, “intelectuales”, indignados (indignantes), subvencionados, políticuchos sin futuro, paniaguados, cargos a dedo, anarquistas, suplicacargos, y vagos de todo tipo pueblan las filas de esta minoría y para verlos solo tienes que acercarte a la manifestación del primero de mayo o según el frío que haga a la Puerta del Sol en Madrid. Si son locos, pues son locos. El caso es que sea cual sea el tipo, la gente de este grupo no merecen ni un minuto más de nuestro tiempo, ni una palabra más de este texto.

Y por ultimo, aunque no por ello… Llegamos a los que desde nuestro punto de vista son los responsables últimos de todo el desastre. Señores que ahora, y a pesar de todo lo que han hecho contra España, disfrutan de los mas altos privilegios que el Reino otorga y, lo que es mas inaceptable todavía, ¡tienen voz!

¿Como podemos aceptar que gente como Rubalcaba tenga derecho a hablar?, ¿A trasladar a todos su insidioso discurso? Lo ignoro, me supera. Me queda muy por encima, yo que creo oportuno interponer contra todos los ministros, vicepresidentes y presidentes del gobierno de ZP, empezando con Rubalcaba, una denuncia ante el Ministerio Fiscal acusándoles de Traición a la Patria.

Yo sencillamente carezco de las palabras para explicar como les damos, pensiones, privilegios y voz. Ah Islandia, ¡Que gran nación!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s