Razones para dejarse degollar.

Leo las razones que se esgrimen para no unirse a la coalición internacional para luchar contra el Estado Islámico (IS, por sus siglas en ingles) y puedo llegar a entenderlas. Sin embargo de todas ellas hay una en particular que me escama.

Argumentar como razón para no intervenir que nuestro Ejército no está bien preparado, es algo lamentable. España invierte poco en su defensa, esto supongo que es porque invertir en defensa no es popular.

No es un secreto que el gobierno del PP se limita a hacer, dentro de las opciones que Europa (Alemania) permite, lo que es menos malo para la reputación de Rajoy. Esto es así a todos los niveles y nos ha llevado en muchos casos a situaciones que jamás debió permitirse que se fraguasen; Cataluña, Podemos, asaltos al Congreso, invasiones en la valla de Ceuta y Melilla, doctrina Parot, Bolinaga, etc.

Todos estos casos tienen un denominador común. Son situaciones que perjudican a España y los intereses de la mayoría de españoles en beneficio de una ruidosa minoría. ¿Cómo ha podido la minoría triunfar sobre la mayoría? Muy sencillo, porque el árbitro, el que tiene el encargo de velar por los intereses de todos los españoles no ha dedicado su tiempo a eso, sino a velar por sus propios intereses.

Que duda cabe de que si el Presidente del Gobierno hubiese atajado a tiempo y sin dudar a Arturo Mas, hubiese puesto en su sitio a Pablo Iglesias, hubiese reprendido duramente los asaltos al Congreso y los ataques a las instituciones, hubiese sido efectivo y contundente con la situación en la frontera de Ceuta y Melilla, hubiese hecho oídos sordos a los despropósitos de Europa sobre la doctrina Parot y hubiera mantenido la constancia en la persecución de ETA, ahora su reputación, su popularidad estaría por los suelos y probablemente no saldría reelegido, al menos no con mayoría absoluta. Esto es casi una certeza en este país que se deja manipular por las minorías ruidosas y la prensa amarilla e interesada y no valora lo recto, y lo bien hecho para el bien común viviendo en el tópico progre permanentemente.

Pero al mismo tiempo que Don Mariano tendría sus días contados como Presidente, la mayoría de españoles, los del día a día los que pagan sus impuestos, van a su trabajo (el que lo tiene) y cuidan de su familia, viviríamos mucho más a gusto, más tranquilos porque la integridad del país en que vivimos y de las instituciones que lo gobiernan no estaría en permanente tela de juicio. Y eso da tranquilidad al que no aspira a más de lo que el mismo se gane con su esfuerzo.

Alguien podría pensar; ¿Cómo va Rajoy a actuar en contra de sus intereses personales, por muy útil que fuere eso a la Nación? Pues bien señores, no solo eso es justo lo que debería haber hecho el Presidente, sino que es precisamente para lo que se le eligió, y para lo que se le paga (poco, pero puntualmente).

El Presidente del Gobierno tiene el deber de velar por los intereses de los españoles, incluso por encima de los suyos propios y aunque esto suponga descrédito a su imagen y a su reputación personal.

Sucesos como las revueltas y el pseudo golpe de estado del 11M demuestran que la sociedad española es barriobajera y lobuna para con sus  propios principios y valores. Y dejan al pueblo español a la altura del betún como nación. Pero no desmerecen ni en lo más mínimo en la gestión a los Gobiernos que tomaron las criticadas decisiones. España tenía que estar en Irak, tenía que ir a Afganistán, no debió jamás de retirarse de Irak, y ahora tiene que luchar contra el IS y si para ello hay que gastar en armamento y personal bélico se ha de hacer sin demora por feo que sea a los ojos del progre.

Si cuatro son las razones para no combatir al terror musulman, y una de ellas que nuestro Ejercito está bajo mínimos, pues hay que invertir mucho mas en él. En los tiempos que nos ha tocado vivir, la defensa de la Nación Española, -Alandalus como la llaman nuestros enemigos-. No se puede descuidar. ¿Es impopular pagar armas y soldados? da igual Sr. Rajoy, ha de hacerlo y si eso supone su sacrificio político, no importa. Usted está al servicio de España y su carrera es nimia al lado de semejante encomienda. Mal lo juzgará la historia si por timorato consiente que nos ataquen en nuestra propia tierra los terroristas.

Por cada cuatro razones que usted esgrima para no mermar su reputación e ir a luchar junto a nuestros aliados y vecinos contra el enemigo, existen otras diez para hacerlo. Aquí le apunto la primera: NO SER TILDADOS DE COBARDES

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s